Estatua de la Libertad de Nueva York, origen y curiosidades

Breve historia de la célebre Estatua de la Libertad

La Estatua de la Libertad en una postal de 1998

¿Sabías por qué tiene ese color verde? ¿Sabías que en el próximo mes de octubre cumplirá 135 años? ¿Y sabías que su autor pudo haberse inspirado en el “Coloso de Rodas” de la Antigüedad? Las respuestas a esas preguntas y muchos más datos curiosos sobre la Estatua de la Libertad de Nueva York te los contamos en IKonoMultimedia ©


El diseño de la Estatua de la Libertad fue del escultor francés Frederic Bartholdi. La escultura se proyectó para construirla en metal ligero, eligiendo el cobre. Las grandes piezas se montarían sobre una estructura de hierro y acero que fue diseñada primero por Eugene-Emmanuel Viollet-le-Duc. Tras el repentino fallecimiento de Viollet-le-Duc, las mejoras y el acabado final de la estructura base serían completadas por el célebre Gustave Eiffel, el creador de la Torre Eiffel.

En un dato ya aportado tienes la respuesta a su color verde. Al elegir el cobre, un metal mucho más barato que el bronce fundido, la estatua perdió su ligero brillo dorado en cuanto sufrió la oxidación con el paso del tiempo. El cobre se vuelve verde con los años. Es, además, un metal no apto para la fundición. Así, el uso del cobre obligó a Bartholdi y a sus ayudantes a emplear una técnica específica para trabajar este metal. Se llama repousser y consiste en dar forma al metal martillando desde el reverso.

Para usar la técnica repousser construyeron moldes en negativo de madera y sobre ellos  amartillaron el metal hasta que adoptó la forma adecuada, para después atornillarlo en la estructura de la estatua. Al no ser metal fundible, el cobre lleva mucho más trabajo. Sin embargo, la elección del cobre compensaba por su menor coste. Fue una cuestión económica utilizarlo, al tener que ajustar el presupuesto de construcción. Hay que recordar que la Estatua de la Libertad fue un regalo por iniciativa privada. Por ello, el patrocinador que controlaba la financiación escogió un material más económico. El escultor Bartholdi no tuvo más remedio que adaptarse a los recursos que le dieron.

Amanecer en Nueva York presidido por la Estatua de la Libertad

Origen y curiosidades de su construcción

La cantidad total de cobre «en bruto» utilizado en la construcción de la estatua fue de 90.718 kilos. De esa cantidad bruta del cobre más puro se pulieron unos 28.000 kilos que conforman la piel de la estatua en más de 300 placas. Cada una de ellas tiene 2,2 milímetros de espesor. A todos estos costes en su construcción había que sumar el gran pedestal que se comprometieron a realizar los neoyorquinos en la isla de Bedloe. Pagado por los estadounidenses, no estaba terminado cuando la escultura llegó a la bahía de Nueva York el 17 de junio de 1885. El diseño de ese pedestal corrió a cargo del conocido arquitecto Richard Morris Hunt, y el supervisor de la construcción fue uno de los ingenieros jefe de la ciudad, Charles Pomeroy Stone.

De esa forma, el retraso en la obra del pedestal hizo que durante un año, entre 1885 y 1886, la Estatua de la Libertad estuviera desmontada y se exhibiera por piezas en diferentes ciudades de Estados Unidos para recaudar fondos que terminasen el proyecto. Aunque el promotor de la idea era un intelectual francés y político democráta, Édouard de Laboulaye, que combatió al régimen autoritario de Napoleón III, el gobierno de París asumió parte del coste. La idea era celebrar y homejear al espíritu democrático de la joven nación de Estados Unidos con un regalo de la República francesa, que recuperaba la democracia tras el derrocamiento de Napoleón III. No obstante, los costes habían aumentado y el pedestal no estaba incluido en el presupuesto de Laboulaye y su escultor Frederic Bartholdi.

Así se recurrió a un sistema de recaudación de fondos que recuerda a los actuales crowfunding. Pues además de exhibir piezas como el brazo con la antorcha en la ciudad de Filadelfia, se realizó una campaña de prensa en los medios del potentado Joseph Pulitzer para conseguir fondos de particulares. Sería un tremendo éxito, pues hasta niños en edad escolar donaron sus pagas de fin de semana. Se consiguieron cientos de miles donantes de todo el país para acabar de erigir la Estatua de la Libertad de Nueva York.

Montaje previo en París de la Estatua de la Libertad (1884)

Para finalizar, os podemos contar que el diseño de la estatua está inspirado en las antiguas diosas romanas de la Libertad. Según los especialistas en arte, será una combinación de la diosa Libertas y del coloso heleno de Rodas. De la primera posee la vestimenta y los símbolos como la antorcha que da luz de sabiduría y libertad. Del segundo ha tomado la corona de rayos solares y su majestuosidad como “faro” de una gran bahía. La inauguración de la Estatua de la Libertad tuvo lugar el 28 de octubre de 1886. Es decir, el próximo octubre será su 135º Aniversario 🙂

      *Contenido creado por:
Si deseas textos de calidad para tu web o blog no dejes de pinchar sobre el icono I/K. Gracias por tu interés ♥
A %d blogueros les gusta esto: