Estás aquí
Inicio > ¿Sabías qué? >

Proteger a los niños en las olas de calor, mejores consejos

Compartir contenido de calidad

Evitar que los más peques de la casa sufran las olas de calor este verano 

 

Hidratar a los niños, puede ser con agua o a base de helados o otros alimentos con componentes líquidos

 

Ropa ligera y protección solar

Los más peques de la familia deben llevar tejidos ligeros y siempre colores claros. Puede resultar complicado porque a los niños y niñas les gustan mucho los colores llamativos, pero existe ropa transpirable con divertidos diseños. El algodón es uno de los tejidos más frescos para todos. Usar, aún siendo muy bebés, protectores solares de amplia protección contra los rayos solares. Aunque no lo creas ayudan a mitigar el calor, además de su principal misión de evitar daños en la piel relacionados con el sol.

Complementos a llevar para proteger a los niños en las olas de calor

Puede parecer un incordio ir cargados con muchas cosas en las vacaciones, pero complementos tan sencillos de llevar como sombreros y sombrillas para mitigar la exposición a los rayos nocivos no deberían faltar. Las gorras divertidas de personajes de sus series favoritas pueden ayudar. Sabemos que les da calor, pero hay que convencerles que es por su bien, que el sol puede «cocinarles» sus pelos como si fuesen macarrones 😉

Un sol de peluche. Cuidado, el de verdad os puede hacer daño sin querer por el calor

Prohibido dejar ni un minuto a los niños en los vehículos

Ni siquiera cuando no está declarada una ola de calor, nunca se deben dejar solos a los peques en los coches. Incluso con temperaturas «normales», los vehículos calientan su interior rápidamente. En las olas de calor podrían alcanzar temperaturas peligrosas y mortales. Las niñas y niños no son una maleta que olvidar, si se quedan en el interior de un coche corren el riesgo de sufrir graves lesiones, aún dejando las ventanas abiertas.

Proteger a los niños en las olas de calor, bebiendo muchos líquidos

Recuerda que los más peques de la casa deben beber mucho líquido. Si es necesario se les «engaña» de alguna manera para que dejen de jugar y beban algo o tomen un helado. Cualquier alimento con componentes líquidos también sirve para que se hidraten bien. Se deben beber líquidos antes, durante y después de exponerse al calor extremo. Evitar platos en las comidas que deban servirse calientes, pues pueden aumentar el calor corporal y provocar la deshidratación más rápida.

Atentos a los síntomas que pueden ser causa de un golpe de calor

Su médico le puede dar información detallada o en las webs médica se encuentra fácil esta información. Pero, estar atentos a síntomas y signos provocados del calor extremo es fácil si nos atenemos a los más evidentes: insolación, los calambres, estar agotados y la aparición de quemaduras solares con mala pinta. Si los peques (y no tanto) llegan a mostrar algunos de esos síntomas, lo mejor es buscar rápido una asistencia médica.

 


* Contenido creado por:

Este contenido solamente es un ejemplo, si deseas encargar a buen precio textos de calidad para tu web o blog no dejes de pinchar sobre el icono de las pinturas rupestres. Te informamos sin compromiso. Gracias por tu interés ♥

IkonoMultimedia ©


 

IkonoMultimedia
IkonoMultimedia ↔ //Contenidos .es //pañol ↔ Especialistas en desarrollo de contenidos
Top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies