Estás aquí
Inicio > ¿Sabías qué? >

Cuando el Empire State Building estaba solo en Manhattan

Un solitario Empire State destaca en medio del antiguo barrio de Manhattan aún en 1941

Nueva York en 1941 con un solitario Empire State Building

Resulta pintoresca y curiosa esta imagen de Nueva York tomada en 1941 con un solitario Empire State. En nuestra imaginación, al ser una ciudad muy fotografiada o filmada, tenemos la imagen de cientos de rascacielos compitiendo en altura como si así fuese desde siempre. Pero es una falsa idea, no sería hasta después de la Segunda Guerra Mundial y el boom de la construcción en la segunda mitad del siglo XX que el edificio tuvo competidores a su alrededor.

El rival más conocido del Empire State, el otro gran rascacielos contemporáneo en la ciudad, fue el Edificio Chrysler. Pero se hallaba bastante lejos del Empire, que está en la 5ª Avenida y el Chrysler Building en la calle 42. A pie de calle y por los alrededores del barrio antiguo no se apreciaba la «competición de gigantes». En 1930 estaban los dos edificios construyéndose. El Chrysler comenzaría en 1928, que se colocó la primera piedra, y se terminó de construir el 27 de mayo de 1930. De esta manera, hasta que el Empire State se acabó de construir en el tiempo récord de un año y cuarenta y cinco días, concretamente el 1 de mayo de 1931, el Edificio Chrysler con sus 77 plantas y 319 metros de altura sería el edificio más alto del mundo y, por supuesto, de Nueva York 😉

Un «título» que apenas llegó al año pues, como decíamos, el Empire State comenzaría su reinado de edificio más alto ese mayo de 1931. El edificio de 102 plantas, con 443 metros, pronto atrae la curiosidad de todos y el mismísimo presidente Hoover pulsará un botón desde la Casa Blanca en Washington, D.C., inaugurando oficialmente el edificio y encendiendo de manera simbólica sus luces por primera vez

Breve historia del Empire

Muy pronto, desde 1932, al ser el edificio más alto del mundo, el Empire State Building se convierte en una gran atracción turística mundial. Visitantes de de todas partes acuden en masa al edificio. Empiezan a darse las primeras curiosidades de este histórico edificio. Introduciendo 10 centavos en los prismáticos públicos se pueden ver las mejores vistas de la ciudad de Nueva York. En unos seis meses, los gestores del edificio-atracción turística recaudan más de 3.000 dólares en monedas de cinco y diez centavos.

Al año siguiente, en 1933, se estrena la película más taquillera de la década: King Kong. Es una película que crea dos iconos, el mítico Kong y el mirador del edificio Empire State donde trascurre la escena final de esa mítica película, con el gran gorila encaramado a lo más alto del Empire

King Kong en el Empire State

En 1950, para permitir que más emisoras de TV y Radio puedan usar las antenas del Empire State Building, se instala una nueva antena de 67 metros y 60 toneladas, que eleva la altura de la aguja del edificio a más de 448 metros.

Comenzados los años 1970, el mirador del Empire State recibe al visitante número 50 millones. Es 1976 y supone uno de los récords en turismo internacional más importantes del siglo XX. A partir de nuestro siglo, desde el 2003, los impresionantes miradores del Empire reciben a una media superior a los cuatro millones de visitantes al año.

El año 2006, durante la celebración del 75 aniversario del Empire State Building, se inicia una renovación de todo el edificio. Destaca en esta reforma conmemorativa del edificio una restauración completa del vestíbulo art déco, con la recreación fiel de su techo original de oro y aluminio.

> Contenido creado por:

Este contenido solamente es un ejemplo, si deseas textos de calidad para tu web o blog no dejes de pinchar sobre el icono de las pinturas rupestres. Gracias por tu interés ♥

Top