Estás aquí

A lo hecho pecho, origen de esta expresión

                                      A lo hecho, pecho. El origen de este refrán español

Lo primero que debemos explicar es su significado preciso. A veces se confunde este dicho con significados de orgullo y valentía, pero no es así exactamente. Este refrán se debe utilizar para significar cuando hemos cometido un error y de nada sirve lamentarse, debiendo asumir nuestra responsabilidad. También cuando sufrimos algo que consideramos injusto, pero que en lugar de lamentarse debemos reaccionar. Es decir, al pronunciar esta expresión estaríamos animándonos a reaccionar buscando una solución. Pues el lamento no sirve para nada cuando algo malo ya ha ocurrido y no se pudo evitar.


Escultura de un pecho de mármol. A lo hecho, pecho…

El origen no está claro en el tiempo, pues aunque se ha usado desde antiguo no existen fuentes escritas muy remotas con esa expresión. Sin embargo, su más que probable origen en el habla popular lo haría refrán viejo. Se quería incidir en la idea -“A lo hecho, pecho”- de que si la cuestión es irremediable, difícil de enmendar o nada se puede cambiar, sólo nos quedaría tener fortaleza y armarnos de valor para poder afrontarla.

También el análisis léxico nos sirve para entender mejor este dicho del refranero español. Según el Centro Virtual Cervantes, “el término Pecho está empleado en este refrán con el sentido de «valor, esfuerzo, fortaleza y constancia». Existe una relación de metonimia entre pecho y corazón, y de corazón viene el galicismo coraje“.

De esta manera, se refuerza el significado de esta expresión popular como el de mostrar valentía a la hora de responsabilizarse por los “hechos cometidos”, aunque sean malos… La verdad es que para reconocer errores hay que tener mucho valor. No es algo que se suela hacer, pudiendo más el “orgullo” que la honestidad y responsabilidad ante los actos cometidos.


♥ Contacta sin compromiso y te informamos:

contacto@ikonomultimedia.es

Top