Las mezquitas más bonitas del mundo, de Estambul a Djenné

Llegar a conocer las mezquitas más bonitas y curiosas supondría recorrerse medio mundo. Desde Europa a Asia, pasando por África y Oceanía, podemos encontrar magníficas mezquitas. La expansión del Islam sólo es comparable a la del Cristianismo. 

Conocer las mezquitas más bonitas, la Mezquita de Djenne
Conocer las mezquitas más bonitas, Mezquita de Djenné

Conocer las mezquitas más bonitas alrededor del mundo, la singular mezquita de barro de Djenné (Malí)

Se trata del edificio de ladrillo de adobe más grande de África. Forma parte de la tipología de construcciones de esa parte de África. Lo curioso es que se trata de una edificación bastante moderna, a pesar de su aspecto de antigüedad. Su construcción se completó en la primera década del siglo XX. Su aspecto de gran presencia homogénea y de aparente sencillez es por la sobriedad que dan los ladrillos de barro. Pero esa sencillez es la base de su exótica belleza, bien acoplada a su entorno natural.

 Mezquita Hassan II, conocer las mezquitas más bonitas del mundo
Conocer las mezquitas más bellas, Mezquita Hassan II

Mezquita de Casablanca (Marruecos)

En Marruecos se encuentra una mezquita cuya torre de 200 metros recuerda a la Giralda. No en vano, el antiguo minarete de la mezquita de Sevilla, ahora torre de la catedral, inspiró al arquitecto francés Michel Pinseau. Esta mezquita es contemporánea, para honrar la memoria del fallecido anterior rey de Marruecos, Hassan II. Por eso lleva su nombre, se terminó de construir en 1993.



Lo singular de su construcción es que se emplearon materiales nobles como antaño. El mármol, la madera y el granito predominan. Otra singularidad que la hace bella es que está en parte construida sobre el mar y en suelo transparente. La decoración imita a las antiguos mosaicos manufacturados por artesanos marroquíes.

La mezquita del Shah, conocer las más bonitas mezquitas
Conocer las mezquitas más bellas, la mezquita del Shah

Una de las mezquitas más bellas del mundo en Irán, la Mezquita del Shah

La mezquita del Shah se encuentra en la mítica ciudad iraní de Isfahán, construida entre 1.612 y 1.630, está considerada una obra maestra de la arquitectura y artes Persas. Aún es el edificio más alto de la ciudad. Son 100 metros de largo y 130 de ancho, con minaretes de más de 40 metros de altura. Su cúpula principal con casi 55 metros de altura, se levanta como una joya gigante debido a su particular color azul, que recuerda una gema. Todas las paredes están recubiertas de cerámicas doradas y azules.

Conocer las mezquitas más bonitas del mundo, mezquita de Jumeirah
Conocer la mezquita de Jumeirah, de las más bonitas del mundo

Conocer la Mezquita de Jumeirah, en Dubai

En este Emirato, Dubai, se han construido las mezquitas más grandes y hermosas del Oriente Medio. No obstante, son construcciones modernas basadas en los estilos clásicos del arte islámico. La bella arquitectura de esta mezquita, la coqueta Mezquita de Jumeirah, está inspirada en la arquitectura Fatimid de época medieval. Es la mezquita más fotogénica y sacada en películas.

                                         ƤȂΧ ΑVGVSTΑ ↔

                                              Semanario de actualidad histórica y estudios sociales  ©

Lo bueno de este edificio religioso musulmán es que tiene una política tolerante con respecto a la entrada de turistas a sus instalaciones. Antes de las debidas restricciones Se programan visitas guiadas de manera regular, con la idea de dar a conocer la cultura islámica visitando esta bella mezquita en Dubai.

Conocer la Mezquita Azul, Estambul
Las mezquitas más bonitas del mundo: la Mezquita Azul

La Mezquita Azul y Santa Sofía en Estambul

En la antigua Constantinopla, la actual Estambul, podemos ver dos de las más bellas mezquitas del mundo por el precio de una. El bello edificio que se encuentra enfrente de la Iglesia de Santa Sofía (reconvertida en mezquita), se conoce como la Mezquita del Sultán Ahmed, o la Mezquita Azul. El Sultán Ahmed I ordenó la construcción de esta Mezquita Imperial entre 1609 y 1617. Tiene el estilo de transición, como Santa Sofía, mezcla la arquitectura bizantina con la islámica que se realizaba en el Imperio Otomano. El diseño exterior con una serie de cúpulas y semi cúpulas, con la cúpula central de 24 metros de diámetro y 43 metros de altura.

Construida con materiales nobles, mármol y piedra. Su interior posee una soberbia decoración  con más de 20.000 azulejos de cerámica de diversos diseños florales y frutales. En las zonas superiores se esculpieron versos del Corán con bella grafía.

IkonoMultimedia ©

IkonoMultimedia ©
A %d blogueros les gusta esto: