Estás aquí
Inicio > ¿Sabías qué? >

Una erupción volcánica contada para niños

Una erupción volcánica

Sin duda, por la actualidad informativa de la erupción volcánica en la isla de La Palma (Canarias), los padres en estos días se habrán encontrado con esta pregunta de sus hijos: ¿Qué es una erupción volcánica? En IkonoMultimedia os lo contamos para los más peques de la familia:

  • Lo primero que debemos contar y hacer que comprendan es que el interior de la tierra, nuestro planeta, tiene también una parte líquida muy caliente. Es el magma, materiales bajo la corteza terrestre fundidos (masa de fuego). Un «puré ardiendo» bajo nuestros pies.
Una erupción volcánica contada para niños: el MAGMA. Fuente imagen
  • Después, contaremos que esa masa de magma puede moverse hacia el exterior y crear una «salida» en la corteza terrestre. Se crea entonces un volcán. Podemos hacer la comparación con un embudo o una botella, como el magma no deja de ser un líquido – se convierte en lava- entenderán que el volcán toma esa forma de cono (embudo) o de gran chimenea (botella). Porque aunque parezca una montaña, el volcán no lo es en realidad 😉
El cono de un volcán, contado para los peques de la casa
  • Les puedes puntualizar que la formación de la mayoría de los volcanes fue hace miles, millones, de años y que por eso parecen montañas. La lava (puré super-caliente) del magma al salir por el cráter (el agujero que consiguió abrir el magma) se va derramando y acumulando en los bordes. Al enfriarse y hacerse «roca», así se levanta el cono, la supuesta montaña-volcán, con su cráter en la cima.
  • Pero aunque la mayoría parezcan apagados -dormidos- como simples montañas, el magma y sus movimientos bajo el «suelo» siguen activos. Esa idea de movimiento nos servirá también para explicar los terremotos o seísmos previos que se pueden dar a una erupción volcánica. Son avisos de una posible erupción, porque el magma «vuelve» a buscar salidas (y si ya estaban hechas, como un antiguo volcán, pues mejor).
Libros para niños sobre volcanes
  • Estas «salidas» del magma, que al salir se convierten en las rocas-fuego y lava, son las erupciones. Que pueden ser «explosivas»«efusivas». Las primeras, las explosivas, son súbitas, ocurren de manera imprevista muchas veces y se trata, lo dice su nombre, de una explosión. Se lanzan rocas, cenizas y lavas. Las otras, las efusivas, serían erupciones lentas donde la lava se va derramando por los bordes de manera menos explosiva, «suave» y constante.

Sobre todo explicar que es un fenómeno propio de la Naturaleza, de la geología de nuestro planeta, algo muy espectacular e increíble de ver pero que puede poner en peligro a las personas. Por eso hay que prevenir y tomar medidas de seguridad para los habitantes que vivan cerca de los volcanes.


IKonoMultimedia ©

Contenido de calidad y bien documentado para su web corporativa, tienda online o blog de empresa. Precios ajustados a necesidades reales, consulte nuestros servicios. Gracias 

Top