Día Mundial del retrete y su historia

Uno de los mejores inventos del hombre
Aunque le parezca mentira, el retrete para sus necesidades más perentorias también tiene un Día Internacional. Es el 19 de noviembre, Día Mundial del Retrete o del inodoro.
En inglés tiene un aséptico nombre, reducido a unas siglas: W.C. (Water Closet). La traducción más correcta sería cuarto de baño o de aguas. El uso del retrete se refiere, en concreto, al asiento de “partes nobles” para hacer aguas menores o mayores. Pocos medios de comunicación recogían la noticia. Sobre todo en España, con el cumpleaños bicentenario del Museo del Prado, fundado un 19 de noviembre de 1819.

Sin embargo, esta noticia tiene un lado muy serio cuando se analiza desde la ONU y se hace balance de la situación de higiene mundial. Los informes de estos últimos cinco años denuncian que unos mil millones de personas en el mundo no tienen un váter para hacer sus necesidades.



“Trono-retrete” de madera

El váter o retrete, es tan viejo como el mismo ser humano. Utilizar un simple hoyo en la tierra, un “trono” de madera con agujero, una piedra tallada o el asiento de loza, fueron recursos de higiene usados por distintas civilizaciones.


Para no remontarnos muy atrás, debemos obviar al “padre” del retrete, el orinal. Este invento está en disputa por egipcios, griegos y romanos, pero no tiene tanto mérito. Al fin y al cabo, el orinal no deja de ser un gran plato o vasija que contiene los deshechos pero ni los oculta ni los deshecha.

Origen del retrete según lo conocemos hoy; 19 de noviembre ‘Día Mundial del Retrete’

El inodoro más parecido al que usamos hoy día parece tener un origen poético. Un tal John Harington, en 1597, poeta de las islas británicas, ideó un sillón para encajar el orinal de loza conectado a una válvula que llevaba las aguas fecales a un pozo.

Letrinas de época romana

Se tiene constancia que el invento gustó a Isabel I, que lo mandó instalar en su palacio de Richmond. En la campiña británica aún llaman John al excusado. Sin embargo, el disfrute de tan genial invento, un prodigio de la tecnología, no sería generalizado hasta casi finales del siglo XIX.

El inventor que patentó el sistema hidráulico de cisterna, tubería de codo y sifón (lo que permite un depósito sin olores: inodoro), fue el relojero escocés, Alexander Cumming en 1775. En nuestra opinión, su invento de la tubería en forma de S, que evitaba subir los malos olores a las casas, está entre los grandes avances de la tecnología humana. Ahora, si me excusan…

Día Mundial del Retrete
Día Mundial del Retrete
La trascendental tubería en forma de S

Autor entrada: IkonoMultimedia