Julio Verne para niños y jóvenes

Comentar a sus hijos que deben leer a los clásicos les pondrá cara de póquer. Es una lástima que autores como Julio Verne (1828-1905) se estén arrinconando a favor de los autores contemporáneos de éxito. No es que aconsejemos que su hijo deje a Harry Potter para acudir a la lectura obligada de Verne o de otros autores clásicos. Más bien, es una recomendación sana a que amplíen su catálogo de lecturas con historias que les sorprenderán por lo ingeniosas e imaginativas que siguen siendo a pesar de tener  más de 150 años.
En el caso de Julio Verne, además, se da la circunstancia de que creó (inconscientemente) todo un género literario. Se dice que es, junto a H. G. Wells, el inventor del género de la ciencia-ficción. Aunque al autor le gustaba más considerarse un divulgador de la ciencia, encantado con los progresos tecnológicos de su tiempo, deseaba que estos conocimientos llegasen a los más jóvenes y al mayor número de personas. Esa fue su principal motivación para acercarse a la literatura, pues provenía, por imposición paterna, del gris y aburrido mundo de la abogacía.
Escultura dedicada en  el puerto de Vigo a Julio Verne
Verne tuvo que distanciarse de la vida más cómoda que su familia de juristas le procuraba para realizar su vocación literaria. Y debe ser que el hambre agudiza el ingenio porque, al retirarle su padre la “financiación” a sus actividades de escritor, surgieron las increíbles historias de este precursor de la literatura fantástica y de ciencia ficción. Aunque en su caso, casi podemos hablar de autor profético. Acertó con exactitud que aún sorprende en varios progresos que hoy día son tecnologías normalizadas, como los helicópteros, los submarinos, las naves espaciales o la ya imprescindible televisión…

 Julio Verne para niños:

Para los niños y jóvenes estas son las lecturas que recomendamos:

 
Casa del Libro

 

El Corte Inglés

 

Amazon