El Día del Padre: San José y el origen del nombre José

El célebre Tío Pepe de la Puerta del Sol

En español y portugués, en castellano o en catalán y en gallego también, José, Jose, Pep, Pepe, es un nombre tan usado y combinado con otros nombres que casi se podría decir que es patrimonio onomástico ibérico y de allí, patrimonio universal sumando América Latina, el África ibérica y las islas y antiguos territorios de España y Portugal en Asia, como las islas Filipinas o Timor. Jose Saramago, un escritor portugués que se sentía ibérico universal. José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar, sin ir más lejos, serían los últimos presidentes del gobierno español y que llevan ese nombre.

José, el padre adoptivo de Jesús

Como otros nombres muy ibéricos, María, Juan o Ana, el origen de José parece estar en un vocablo hebreo, pues en las Antiguas Escrituras aparece como nombre de varios personajes y por su significado más literal,“él añadirá”, está relacionado con la paternidad o fertilidad masculina. Es significativo que lo llevase José de Nazaret, esposo de María, la Virgen, y “padre adoptivo” de Jesucristo. Es el santo venerado hoy como patrón de la paternidad: San José. Celebrándose en la mayoría de los países de cultura católico el día de su santificación, 19 de marzo, como ‘Día del Padre’. Es un santo que tiene también la digna categoría de “obrero”-carpintero-.
La etimología nos cuenta que el nombre de José deriva de yôsef “añada”, del verbo lehosif “añadir”; y el uso del que derivó el nombre sería Yosefyah que viene a significar “añade Yahvé” o “Él añadirá”. Convirtiéndose, por tanto, en un nombre masculino. En la Biblia aparece como el nombre del undécimo hijo de Jacob. En español no comienza a abreviarse hasta el siglo XIX, apareciendo en todos los documentos como nombre escrito usando la “ph” final: Joseph.

José I Bonaparte o Pepe Botella para los madrileños


Caricatura a Jose I como Pepe Botella
Que el hermano mayor del emperador francés Napoleón Bonaparte, impuesto como rey de España por éste con el nombre de José I, no era del agrado de los habitantes de la Villa y Corte de Madrid se comprueba por el rápido mote que le pusieron, Pepe Botella. La gracia del sobrenombre estribaba en la afición excesiva a los caldos (vinos) españoles que le servían en los salones del Palacio Real; otra versión del mote es porque en su corto reinado (1808-1813) no reconocido por las Cortes españolas (y la América hispana) se concedieron más licencias que nunca para abrir bares y tabernas en la ciudad de Madrid.
Lo de Pepe como diminutivo de José tiene un origen evidente en los diminutivos del nombre en catalán e italiano: Josep y Giuseppe, respectivamente; Pep y Peppone. Pepe en castellano tiene un “retorcido” origen en la palabra latina: “Pater Putativus”, P.P.; en sus siglas. Esta teoría, no del visto bueno de la mayoría de los lingüistas, vendría a decir que los Pepes serían aquellos vástagos que tenían padres putativos o que eran hijos provenientes de dudosos orígenes paternos. Un nombre propio de los bastardos, un nombre que se ponía a los huérfanos por ser sencillo y común.

Josefina, emperatriz. En un cuadro de de F. Gérard

Josefa o Pepa


Como en gustos no hay nada escrito, la versión femenina de José, Josefa, Pepa o Josefina, les puede gustar más o menos, pero los datos nos dicen que no es del gusto de muchas mujeres, pues no hay tantas Josefas como Josés. Lo curioso es que hay una Josefina, la amante de Napoleón y luego esposa emperatriz consorte, cuñada del Pepe Botella mencionado como ejemplo en este artículo. 


José es un nombre asociado a grandes personajes de la historia y hasta de una Constitución, ¡VIVA LA PEPA!. Personajes grandes muchas veces por sus actos históricos más que por su calidad humana, algo que no determina el nombre, pero que han dejado su huella como José o Pepe. Por ejemplo: José Artigas, José de San Martín, José Estrada, José Martí, José Ribera, José Ortega y Gasset, Jose Mourinho, Pep Guardiola, Pepe Sacristán, Pepe de Lucía… En otros idiomas se ha mantenido la grafía de Joseph en sus traducciones, ejemplos: Joseph Stalin, Joseph Conrad, Joseph Kennedy, padre de John F. Kennedy…