Los sefardíes contados para niños

“Benjamín de Sefarad”, proyecto educativo para dar a conocer 
la cultura sefardí a los alumnos de Secundaria. Fuente de la imagen

En Conomedia queremos ayudarte a entender determinadas palabras usadas en la historia de España para designar a colectivos culturales y religiosos que te pueden confundir. Te explicamos quiénes eran los mozárabes y los mudéjares, sus diferencias y semejanzas que te podían llevar a confusiones. Ahora queremos contarte quiénes son los sefardíes y la cierta relación que tienen con los otros términos explicados. Un primer elemento común que tienen es que la identificación y la denominación de cada colectivo la da su religión. Si los mozárabes eran los cristianos que en la Edad Media se quedaban en territorio musulmán, los mudéjares los islámicos que permanecían en los reinos cristianos, los sefardíes serán los judíos de origen español que al ser expulsados de la península llegaron a otras partes del mundo.
La expulsión de los judíos será otro tema que deberás estudiar en la Historia de España y que te ayudará a contextualizar y a entender quiénes son los sefardíes. Verás que hablo en presente, no en pasado como con mozárabes y mudéjares. La comunidad sefardí sigue existiendo, pues se constituye con los judíos actuales de origen y cultura hispana. La historia del pueblo judío viene marcada por las diásporas y en el caso español no iba ser excepción. Una diáspora, para que lo entiendas, es una marcha forzosa de tu tierra, una expulsión de tu casa y de tu país que te obliga a emigrar rumbo a una nueva residencia.

Ya desde el siglo XIV, con los asaltos constantes a juderías (barrios de los judíos) en 1391, muchos judíos se vieron obligados a emigrar al reino de Granada y al norte de África, donde hacía siglos existían también comunidades judías. Pronto en el Magreb (Norte de África) las comunidades judías predominantes serían sefardíes, de origen hispano. En 1492, los Reyes Católicos deciden decretar la expulsión de los judíos, llevados, sin duda, por las presiones de un “integrismo cristiano” sobre las poblaciones judías que se daba en todas las ciudades de sus reinos.
Esta fecha (1492) marca la masiva diáspora sefardí en la península, más de cien mil personas (una cifra muy alta para la media de población de la época) que se desplazarían hasta lugares de Europa como Italia, el sur de Francia o Portugal; hasta el reino de Marruecos (Norte de África) y también se asentaron en algunas zonas del imperio otomano en el Mediterráneo Oriental. Debes saber que el reino de Navarra no era controlado por los Reyes Católicos (lo dominaría el rey Fernando en 1512), pero su monarca, Juan III de Albret, siguió los pasos de la medida de castellanos y aragoneses y poco después, en 1497, se expulsa a los judíos del reino de Navarra. Es decir, en lo que hoy es España, a finales de la Edad Media ya no había judíos.
Sin embargo, en la península, en concreto en Portugal, muchos sefardíes (judíos hispanos) recalaron y se adaptaron muy bien por el idioma y la cultura. También se ordenó su expulsión en 1496, pero la menor represión religiosa en Portugal hizo que muchos optaran por la “falsa conversión” al cristianismo y alargaron así su permanencia en la península. De la comunidad sefardí portuguesa serán la mayoría de los descendientes actuales de los sefardíes repartidos por todo el mundo. Los sefardíes en Portugal serán las semillas de comunidades sefarditas en Inglaterra, en Hamburgo, o en los Países Bajos; también germen de las comunidades sefardíes de ciudades italianas como Ferrara o Ancona, o en algunas zonas de Oriente Medio. A partir del siglo XVIIpodemos ver ya importantes comunidades sefarditas en las colonias portuguesas y holandesas de América.

Un rasgo diferenciador y que les identifica como de cultura hispana es el Ladino, su idioma. También llamado judeoespañol o idioma sefardí, es una lengua que mezcla el hebreo con el castellano antiguo (idioma latino = ladino).