La teoría de la relatividad de Albert Einstein, explicada para todos los públicos

Molesto por acoso fotógrafos, Albert Einstein creyó que estaba fastidiando la foto al sacar la lengua, pero hizo icono a esta imagen

Explicar lo inexplicable parece un recurso literario o una misión espiritual de inciertos resultados. La Teoría de la Relatividad Especial, expuesta por Albert Einstein en 1905, y completada en 1915 con la Teoría General de la Relatividad, parecía precisamente eso, un intento de explicar la misma existencia del universo sin más fundamento que el ingenio y la intuición de este sabio patrimonio de la Humanidad, el científico más famoso y determinante para la Ciencia en estos dos últimos siglos. La reciente confirmación científica de la existencia de las ondas gravitacionales (objetos masivos desprenden energía en forma de ondas), consolida a la teoría de la relatividad como el avance científico más importante de los últimos tiempos, y eso que se formuló hace cien años. 

Explicación de la Teoría de la Relatividad para todos los públicos

Si conseguimos asumir la idea de que el TIEMPO depende de la VELOCIDAD, del movimiento, entenderemos por qué esta teoría cambió la manera de concebir toda la Ciencia, hasta el pensamiento. En esta explicación, al ser de carácter divulgativo, no encontrará la profundidad que las ecuaciones matemáticas dan a la validez de la teoría, pero intentaremos que entienda como esta teoría de la relatividad ha cambiado la manera de definir el tiempo, el espacio, la energía y la materia, obligando a cambiar hasta las perspectivas filosóficas al suprimir la posibilidad de un espacio/tiempo absoluto en el universo.

Para explicar la Teoría de la Relatividad en los libros de texto se suele utilizar el clásico ejemplo que ideó el mismo Einstein de los dos individuos y el tren. Uno de los hombres viaja en el tren, el otro está sentado en una roca junto a las vías y ve pasar al tren a 200 Km por hora. ¿Quién está en movimiento? A simple vista el tren. ¿Seguro? Para el individuo que viaja dentro, el tren está tan quieto como la roca en la que el observador está sentado. Por tanto, el tren se mueve y no se mueve, es relativo

Se mueve para el hombre que está sentado fuera y no existe sensación de movimiento para el que viaja dentro. Si el viajero lanza hacia delante una pelota dentro del tren a 20 km/h, para él la bola se mueve a esa velocidad, para el que está fuera esa pelota lleva una velocidad de 220 Km/hora. Esa es la relatividad. 


Otras premisas para entender mejor la teoría de Einstein son dos fundamentales: 
.- Las leyes de la física son las mismas mientras el sistema de referencia sea el mismo e inercial.
.- La velocidad de la luz es una constante universal.
Volvemos al ejemplo del tren y de los dos individuos. En lugar de una pelota, el hombre que viaja dentro del tren a una velocidad de 200 Km/h, lanza hacia delante un haz de luz con un foco. Para el individuo de fuera, sentado en la roca, esa luz no se propagaría a 200 Km/h + X (velocidad del haz), como ocurría con los 20 Km/h de la pelota, pues al ser la velocidad de la luz una constante, independientemente de la velocidad que lleve el tren, ese haz viajará a la velocidad de la luz sin más, sin añadir más velocidad. Las “distorsiones matemáticas” apreciadas a simple vista, en las fórmulas de velocidad x tiempo (Km x hora), en realidad no son apreciadas como distorsiones en el tiempo en la vida diaria porque, en verdad, sólo se producen en velocidades cercanas a las de la luz.
Al menos, aunque es complicado de apreciar, estas distorsiones demuestran que el tiempo NO es una constante y que depende de la velocidad. Añadiendo a esta teoría de la relatividad “esencial”, la forma en la que energía, masa y espacio-tiempo se relacionan es lo que se conoce como Teoría de la Relatividad General, entrando en escena para explicar esa manera de relacionarse la gravedad. Por eso es tan importante el reciente descubrimiento de las ‘Ondas Gravitacionales’. 

Más información con excelentes vídeos explicativos, como el que compartimos, en GIZMODO (en español):